SoloAlboraya.esPromoviendo Alboraya. Pon tu publicidad con nosotros

Foto Alboraya Huerta
Alboraya Huerta Foto

Alboraya (en valenciano Alboraia) es un municipio de la Comunidad Valenciana, España. Pertenece a la provincia de Valencia y está situado en la comarca de la Huerta Norte. Contaba con una población censada de 23.269 habitantes en 2013, lo que lo convierte en el segundo municipio de la comarca en población tras Burjasot. Se le conoce principalmente por su horchata y su chufa.


El término municipal todavía conserva amplias zonas de huerta con cultivos intensivos divididos tradicionalmente en ocho partidas: Calvet, Desemparats, Mar, Massamardà, Masquefa, Miracle, Saboia y Vera. Como rasgo físico significativo, hay que destacar la presencia del barranco del Carraixet. Efectivamente, la génesis de la comarca y su conformación como un llano aluvial litoral se explica, en parte, por la presencia de este curso. El núcleo urbano se sitúa a la derecha del mismo barranco, que ha sido recientemente objeto de obras de canalización. La red hidráulica de Alboraya se complementa con las acequias de Tormos y de Rascaña, que abastecen el término.


Historia del pueblo
Las tierras sobre las que se asienta Alboraya se crearon durante el cuaternario, debido a los materiales arrastrados por el río Turia y los barrancos de Torrente y el Carraixet. En su término se han encontrado restos de villas romanas de época imperial, así como un busto de época adriana que se conserva en el Museo Arqueológico Nacional. Las prospecciones subacuáticas han proporcionado hallazgos tanto romanos como medievales, posiblemente al existir una zona de anclaje.

El núcleo urbano tiene su origen en una alquería andalusí que el rey Jaime I de Aragón otorgó al obispo de Huesca, Vidal de Canyelles, el 17 de octubre de 1238, junto con Almácera y otras posesiones. La propiedad de Alboraya pasó a manos de los Gil de Vidaura y, en 1331, a Gilabert de Noguera o Sanoguera (en español Gilberto de Zanoguera) quien fundó el señorío de Alboraya. En el siglo XV retornó a la jurisdicción real.

El Consejo General de Valencia mandó en 1414 construir una ermita a la Virgen de los Desamparados junto al barranco de Carraixet, por tal de consagrar los cementerios donde eran sepultos los ajusticiados y los desamparados. En la actualidad el edificio está en el término de Tabernes Blanques, al que fue anexionado en 1925.


Foto Alboraya Huerta

Economía
La agricultura ocupaba en 2001 al 4 % de la población. En 1959, aún había 745 hectáreas agrícolas, por 505 hectáreas en 1997. Este último año, la totalidad de las tierras cultivadas eran de regadío y, entre los cultivos principales, hay que destacar las hortalizas, la patata y, por la importancia paisajística y económica, la famosa chufa (180 ha), que da origen a la industria más extendida en Alboraya, la elaboración de horchata. Además, por su valor testimonial, hay que hablar de las 29 ha de cultivos industriales, las 20 dedicadas al cacahuete y las 9 de tabaco.4

La industria empleaba ese año al 20% de la población activa, mientras que en la construcción trabajaba el 7,6%. El sector industrial de Alboraya es uno de los más importantes de esta zona de la comarca, gracias sobre todo a su proximidad a Valencia. Los ramos más representados son el de transformados metálicos, productos alimenticios, madera, manufacturas y maquinaria.

El principal motor económico de Alboraya es el sector servicios, que ocupaba al 68% de la poblaciónen 2001. El núcleo turístico de Port Saplaya ha dado lugar a un barrio casi periférico de Valencia y las grandes superficies comerciales próximas al mismo dan más servicio a los vecinos de este barrio y a los de Valencia que a los del núcleo de Alboraya.


Gastronomía

Cabe resaltar la paella o el arroz con alubias y nabos (arròs amb fesols i naps) o el famoso arroz al horno (arròs al forn), el arroz con acelgas así como la paella de hígado de buey (paella de fetge de bou) o los famosos caracoles picantes llamados avellanencs. Por lo referente a los dulces, destacan el fartón, las tortas cristinas o escudellaes.

Alboraya es conocida como "la cuna de la horchata" o "manantial de horchata", por la gran tradición que tiene esta bebida en la ciudad. Cyperus esculentus, llamada comúnmente juncia avellanada, es una planta herbácea que produce el tubérculo comestible conocido como chufa (xufa), del cual, tras ser triturado y exprimido se obtiene el jugo blanco conocido como horchata (orxata).

Destacan, además, la coca de Piveroig, que es una especialidad hornera de forma rectangular, así como la corona dulce, especialidad pastelera, de forma de una circunferencia (corona), elaborada por finas capas de bizcocho, con una crema de almendra entrelazada entre las distintas capas y recubierta de clara de huevo batida (merengue), para terminar se decora en su parte superior con frutas escarchadas, se toma como postre con el café.

Patrimonio religioso

Patrimonio civil
La arquitectura civil de Alboraya está representada por las casas urbanas modernistas de finales de siglo XIX y principios del siglo XX, así como las alquerías moriscas y casas de huerta. Destacan especialmente:

Sus moradores las construían de forma artesanal con los materiales que podían extraer de la tierra. Vivían en la primera planta, que a su vez también era el establo y utilizaban la parte superior o andana como almacén. Su característica y pronunciada cubierta a dos aguas y rematada con cruces, se recubría de bova, planta extraída del Barranco del Carraixet. Las paredes se pintaban de blanco con los bajos azules, una parra cubría de sombra la entrada principal, en la que normalmente había un pozo para extraer agua y un banco de piedra. Las paredes se construían con unos “ladrillos” llamados gasons, fabricados a mano con barro y paja.


Fiestas